El geólogo Pedro Hernández advierte de que "el mayor peligro volcánico son los terremotos porque no avisan"