Los rastreos en España no llegan a todos los casos sospechosos: las comunidades piden ayuda al Gobierno