Escándalo en la residencia de Llíria: los familiares exigen la actuación de la Generalitat Valenciana