La Comunidad de Madrid defiende que nunca dejó "desamparados" a Ángel y su mujer